AMIGOS DE LO BREVE

domingo, 5 de septiembre de 2010

PRISIONERO EN SU PIEL

El soldado Roy Eaglefeathers  otra vez regresa ebrio y  tarde a la barraca. Su entrada causa alboroto y los demás se mofan.
          ―¿Dónde diablos has estado,  soldado?  ―pregunta  el sargento Jackson, negro de hombros anchos, seis pies de alto, erguido en medio del pasillo como una torre enorme y oscura.                
          El indio gatea hacia su camastro. 
          ―¡Párese! ― grita el sargento.
      Roy murmura algo ininteligible.        
          ―¿Qué dice? ¡Hable claro recluta!
        No se levanta, tiene la  boca  abierta y un hilillo de saliva le corríe por la quijada, mientras  sus ojos se fijan  en la autoridad como buey manso que mira el arado.   
          ―Hágame un favor, sargento…
          ―¿Qué favor, soldado? 
          ―¡Cállese la condenada boca y déjeme en paz!
          Un silencio profundo impera en el aire. El sargento siente que la sangre africana  le infla la cara, pero calmadamente  respira. Es entonces cuando un destello de misericordia junto a una leve sonrisa  iluminan  su rostro, al ver que ante las miradas atónitas de los otros reclutas, Roy se levanta  con  los brazos estirados hacia los lados. El cuerpo se le achica, de sus extremidades superiores  brotan  plumas que se multiplican y crecen hasta convertirse en alas, mientras que las inferiores se transforman en garras de acero negro, brillante.
     El indio alza vuelo y escapa por la ventana.

EL CUENTO DE MARGARITA

Margarita vive en la isla de Margarita, en la calle Las margaritas, dentro de una garita con vista al mar; su bebida favorita es el cocktail de margarita y en su jardín abundan las margaritas. Antes de irse a dormir lee su poema favorito:


*“A Margarita

Margarita está linda la mar,
y el viento,
lleva esencia sutil de azahar;
yo siento
en el alma una alondra cantar;
tu acento:
Margarita, te voy a contar
un cuento”:
Margarita vive en la isla de Margarita, en la calle Las margaritas, dentro de una garita con vista al mar; su bebida favorita es el cocktail de margarita y en su jardín abundan las margaritas. Antes de irse a dormir lee su poema favorito: 



*“A Margarita
Margarita está linda la mar, ...


*Poema de Ruben Darío