AMIGOS DE LO BREVE

lunes, 20 de septiembre de 2010

PLANET TRUTH

Luego de cruzar el vasto océano de la galaxia,  el solitario y narizudo cosmonauta llegó a un planeta parecido a la Tierra donde todo era verdadero  y transparente. Sus habitantes nada ocultaban y toda verdad no era alterada ni por omisión, ni por comisión, ni por acción, ni por compasión, ni por activa, ni por pasiva, ni  por abajo y por arriba. Nuestro viajero espacial  comenzó a aburrirse ya que se le hacía muy difícil convivir con aquellos seres cristalinos.  Quiso explicarles a sus habitantes la razón de su visita, pero escondió las manos en sus bolsillos, cruzó los brazos y sus labios tendieron a estar inmóviles, gesto inconsciente  que  lo delató al instante. Los transparentes de inmediato lo encerraron en una cápsula especial y lo sometieron a un proceso de desambiguación.

*Para reunión de Diario de Anónima Mente

8 comentarios:

  1. Wow... qué difícil será desambiguarse... con lo complicado que es hasta pronunciar la palabra... jaja
    Me encantó la imagen del Pinochito esquelético... acá diríamos "se está volviendo transparente" justo para convivir con los cristalinos....!!!

    Muy bueno...!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Y bien merecido que lo tenía. No vaya a arruinarles su bello y honesto mundo.

    Siempre es un gusto leerte Héctor, un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Ese planeta tiene que estar muy lejos de aquí, Héctor. De momento, gracias a ti, sólo ha conseguido llegar hasta allí un habitante, muy digno representante, de los procedentes de la tierra.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Tanta transparencia asusta... cómo serán los políticos, ¿dirán verdades como puños?

    ResponderEliminar
  5. Reina, Patricia, Alberto y Anita: gracias por la trnsparencia. La verdad es que sin la mentira seríamos inútiles en este planeta Tierra, algo así como no tener los dedos pulgales; por eso escogí a Pinochio, aunque también pensé en Odiseo y otros mentirosos...Abrazos a todos.

    ResponderEliminar
  6. Definirse... es mejor sentir, respirar y oler. Hay cosas que al explicarlas no las vivimos. Mejor ambiguo, eso sí transparente con mis actos.

    ResponderEliminar
  7. Me gustó mucho, es tierno. Pero... ¿que hacía despues de todo el pobre muñeco en otro planeta? Tal vez no haya sido cierto que sobrevivió a la operación de corazón en el "hospital de los muñecos" y aquí se devele su muerte y descenso a una especie de infierno para los "creativos".

    ResponderEliminar
  8. Hola, Julio, unn honor tu visita, y buena observación. ;)

    ResponderEliminar