AMIGOS DE LO BREVE

jueves, 28 de octubre de 2010

PARADOJAS DE LA VIDA

En mi niñez jugabamos y alguien gritaba ¡el último en llegar es marica! Ahora un niño grita lo mismo pero nadie se mueve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario