AMIGOS DE LO BREVE

miércoles, 8 de enero de 2014

AÑORANZA

Teníamos una casita amarilla como el sol y verde como la hierba...y esa certidumbre de que mañana volvería a ser otro día...Dos cipreses plantados al frente, como dos guardianes, eran nuestra motivación y esperanza...
Entoces llegaron los niños traviesos...






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada