AMIGOS DE LO BREVE

viernes, 11 de noviembre de 2011

SEÍSMOS


MATRIMONIO



Él era muy honesto. Ella nunca le creía. Un día él le dijo la mentira más bella y dulce que jamás sus oídos habían escuchado; desde entonces fueron muy felices para siempre.