lunes, 13 de diciembre de 2010

LE OREDADREV SISENEG


El pensamiento se creó un cerebro. El cerebro creó  una mujer. La mujer se inventó al hombre,  se lo tragó, luego lo cagó y lo dejó abandonado en el edén. Como vio que no podía arreglárselas solo, decidió bajar a darle compañía por el resto de su vida.

TEXTICULOS

TEXTICULOS CHISPEANTES ... haikus, aforismos, epitafios, máximas, porbituarios, greguerias, etc.roverbios, anuncios clasificados, refrane...