AMIGOS DE LO BREVE

miércoles, 29 de septiembre de 2010

A DIVINIS

Hoy recibí una carta de Dios. En  ella me decía que estaba despedido.