AMIGOS DE LO BREVE

sábado, 18 de septiembre de 2010

PAUSA, INTERMEDIO, RELLENO...microchiste

Don Anacleto olvidó sus espejuelos, y cuando fue a la estación de gasolina  apenas pudo leer, y leyó lo siguiente: NO SE ACEPTAN GENTES  DE 50 A 100. DISCULPEN LOS ENVEJECIENTES. Enfurecido, sacó su bastón para golpear al chico que lo atendía. Éste logró calmarlo y le dijo: No, don Anacleto, lo que está escrito en ese cartel es lo siguiente: “NO SE ACEPTAN BILLETES DE 50 Y 100. DISCULPEN LOS INCONVENIENTES.”