AMIGOS DE LO BREVE

viernes, 3 de septiembre de 2010

LA BUTACA- MALA RELIGIÓN 3



      Me invitaron a la exhibición de una nueva butaca, la cual,  según la promoción, hacía posible acercarse a Dios. Curioso y perplejo a la vez por ver tan extraño artefacto, me dirigí al lugar donde se llevaba a cabo la conferencia. Al llegar noté que había mucha concurrencia, pero aun así me hice camino lo suficiente como para estar cerca del conferenciante, un tipo narizudo y flaco, que después de unas palabras flautinas e intentos de hacer reír a la audiencia con elaborados chistes, prosiguió su charla:"Esta hermosa butaca que ustedes ven aquí cambiará y revolucionará la vida espiritual del buen cristiano y de todos aquellos que quieran acercarse más a Dios. Si señoras y señores, así como lo oyen, esto es lo último en diseño y tecnología, y como si fuera poco, está garantizada a que le devolverá la paz con Dios que tanto necesitamos. Ahí tenemos varios modelos para que usted escoja a su gusto y discreción. Tenemos la clásica matrimonial, y también la llamada del nuevo milenio. Sí amigas y amigos, para que la oración se eleve al cielo se precisa estar cómodos, y estas butacas han sido comprobadas por métodos científicos, así como por famosos doctores y eminentes teólogos, que es lo más cercano para la comunión perfecta con nuestro padre celestial. Así como el atleta practica su deporte en la cancha o el músico se concentra en su instrumento, el buen cristiano se va ahora a concentrar en su butaca…"
   Bla, bla, bla… No supe si reír o llorar, pero lo cierto fue que, guiado por el instinto, o tal vez por lo invitadora que se veían , me dirigí hacía una de ellas, le di unos toquecitos ligeros con la yema de mis dedos; di media vuelta , puse mis dos pesadas pompis en ella, y se me salió un pedo.