sábado, 14 de agosto de 2010

ANECDÓTICO: ASÍ ES LA VIDA

En mi último año de escuela superior mi maestra de inglés se llamaba la señora Gómez. Cada vez que pasaba lista me decía Rivera. Un día, cansado de que me cambiara el apellido, le dije que no era Rivera sino Rivero, con una letra o tan grande como la rueda de un camión. Ella no me prestó mucha atención, me dijo que eso no importaba y que no existía ninguna diferencia. Fue entonces cuando yo le contesté: "Lo que usted diga señora Gomas."

HUECO

Aquel hombre, sentado al borde de la gran roca, bajo un cielo sin salida, era la más convincente y viva imagen de la soledad; tanto que su misma sombra, compasiva, se desprendió de su carne para abrazarlo tiernamente con guantes de luna.

TEXTICULOS

TEXTICULOS CHISPEANTES ... haikus, aforismos, epitafios, máximas, porbituarios, greguerias, etc.roverbios, anuncios clasificados, refrane...