domingo, 8 de agosto de 2010

LA INCREIBLE Y TRISTE HISTORIA DE LA YEGUA VERDE Y SU JINETE DESALMADO

Por una lejana montaña cabalgaba un jinete, llevaba en la mano un papel para…bueno, no, me equivoqué de línea; debo decir  cabalgaba  sobre su yegua trota. De súbito, el animal se paró en seco, estiro sus orejas largas y no se movió más.
Anonadado, el jinete se bajó de la silla, dio tres vueltas alrededor de la potra y dijo:
-¡Anda pal  cará, lo que me faltaba!
Se sentó en una roca que había allí y esperó a que la yegua reaccionara, pero para su sorpresa ésta comenzó a cambiar su color pardo por uno verde; se irguió en sus patas traseras, dio un relincho que estremeció hasta los estribos la naturaleza adyacente, y su cabeza adquirió  forma humana. Su cara era de expresión dura y su cuerpo era gordo como de ballena.
Alarmado, el jinete sacó su pistola y le aventó un par de balazos, sin darle tregua.
-¡Toma, pa que te mueras, ingrata! A aquel fenómeno se le pusieron sus ojos como huevo cocido, mientras que con  su  boca torcida y mellada, preguntaba:
-¿Dónde está Eréndira, condenado cara de ángel?
Ulises, que así se llamaba el jinete, le saltó encima una vez más y le dio un disparo certero en el pecho. La yegua humana lanzó un gemido, se le echo encima y trató de estrangularlo con sus potentes brazos.
—Hijo de puta —gruñó.
Otro disparo y un chorro de sangre verde le salpicó la cara.

RED SOCIAL


Se conocieron a través del Internet y se hicieron muy buenas “amigas”. Hasta que un día  se enteraron de que vivían en el mismo barrio. Desde entonces ya no se comunican.

TEXTICULOS

TEXTICULOS CHISPEANTES ... haikus, aforismos, epitafios, máximas, porbituarios, greguerias, etc.roverbios, anuncios clasificados, refrane...