AMIGOS DE LO BREVE

martes, 3 de agosto de 2010

TRAVESTISMO

El río, cansado de ir a la costa, se quedó en la montaña; se convirtió en laguna, pero ahora extraña a las olas. La costa, sola y aburrida, decide buscar otro río, pero antes se asegura de que su corriente sea prolongada y consistente.