AMIGOS DE LO BREVE

lunes, 12 de julio de 2010

MATRIMONIO IDEAL



El hombre sordo y la mujer ciega se casaron y fueron muy felices comiendo perdices.

ÁRBOL QUE NACE DOBLADO...



En la ciudad de Cayey había un vagabundo que merodeaba por la plaza. Un día un señor muy rico pasaba por allí, y al verlo, apostó con otro que sacaría a aquel hombre del abandono si le enseñaba a creer en sí mismo. Santo y hecho, comenzó a hablarle al mendigo. Le dijo que en la ciudad de Ponce existía un famoso museo y lo llevaría a visitarlo si tan solo se bañaba y se cambiara de ropa.
Asombrado y contento, el vagabundo se bañó, se vistió con un elegante traje que el rico le proveyera, y se montó en la limosina muy ilusionado.
Cuando llegaron a las puertas del museo el pobre hombre tropezó con dos individuos que cargaban un espejo, y al ver su imagen reflejada en el cristal, dijo:
─¡Y para ver esta porquería he venido aquí!

MURPH'Y'S LAW



El microrrelatista, cansado, se acostó, pero no hizo más que tirarse a la cama y vio una mosca en el techo. “Ay, Dio mío, no quiero levantarme solamente para matar a una mosca, pero no la puedo dejar ahí, porque si me duermo tal vez es capaz de meterse dentro de mi nariz”. Se levantó a regañadientes, buscó el mata mocas y poco a poco se fue acercando a la víctima, cuando de pronto resbaló, cayó de bruces sobre el piso y se rompió el tabique.
Ahora yace en una cama en el hospital con la nariz enyesada y lo atiende la doctora Flies.