AMIGOS DE LO BREVE

sábado, 10 de julio de 2010

VELLONERA


Aquel microrrelatista, además de historias, siempre llevaba la música por dentro. En el funeral, sus amigos iban echando monedas de cinco centavos en el ataúd para escucharlo; bailaron y cantaron a su alrededor hasta más no poder.

CINCO INGRATOS

El meñique se me esconde.El anular se me casa.El del medio es pura aristocracia. El índice me apunta y me dice que no lo acompañe.El pulgar, apuntando para arriba, pide un aventón, pues se quiere ir.Me he quedado solo.