AMIGOS DE LO BREVE

jueves, 1 de julio de 2010

EL LIBRO



Eufórico, volvió de la biblioteca con su primer libro, se sentó bajo el árbol detrás de la casa y lo abrió suavemente por la mitad. Esperó a que se acercara la fastidiosa mosca...¡ZAS!