AMIGOS DE LO BREVE

miércoles, 16 de junio de 2010

ZOMBILANDIA

Se dió el fenómeno de que ciudadanos resucitaban, y como ya oficialmente no existían, y tampoco tenían derechos ni propiedades con el estado, uno a uno eran sometidos a una operación cerebral para arrancarles la poca voluntad y líbido que les quedaba; luego sus cerebros se programaban para hacer tareas domésticas y rudimentarias. Cuando se enfermaban o dejaban de funcionar, se les extirpaban los órganos principales para venderlos, y se desechaba lo restante.

PROFESIÓN EQUIVOCADA



El nuevo profesor entró al salón, se presentó, y cuando fue a escribir su nombre en la pizarra todos los estudiantes salieron gritando. Entonces, reflexivo y asombrado, miró por la ventana y dijo para si mismo: “Definitivamente la docencia no es trabajo para un gato.”

DESOBEDIENCIA



Cuando Jorgito entró al jardín de la abuela y se comió las berenjenas, le salieron ojos debajo de los pies y encima de la cabeza. Desde entonces podía ver la luz del macrocosmo y la luz del microcosmo a la misma vez, pero chocaba con los postes eléctricos de la ciudad, mientras escuchaba a su abuelita diciéndole “te lo advertí, mijito, te lo advertí.”