AMIGOS DE LO BREVE

sábado, 18 de septiembre de 2010

PAUSA, INTERMEDIO, RELLENO...microchiste

Don Anacleto olvidó sus espejuelos, y cuando fue a la estación de gasolina  apenas pudo leer, y leyó lo siguiente: NO SE ACEPTAN GENTES  DE 50 A 100. DISCULPEN LOS ENVEJECIENTES. Enfurecido, sacó su bastón para golpear al chico que lo atendía. Éste logró calmarlo y le dijo: No, don Anacleto, lo que está escrito en ese cartel es lo siguiente: “NO SE ACEPTAN BILLETES DE 50 Y 100. DISCULPEN LOS INCONVENIENTES.”

3 comentarios:

  1. Guarda Héctor, que en cualquier momento don Anacleto va a tener razón! Así vamos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. :) querido Señor...si usted, el que pinta los días:)quería decirle que disfruto todo lo que escribe, y que por favor visite mi otro blog, que es donde escribo más y me dé su valiosa opinión, sobre Divino cielo...que escribí hace poco :) gracias... por cierto sé muy bien lo que es éso de no ver nada, porque yo veo menos que PEpe leche :)

    ResponderEliminar
  3. Ah, hola. Con mucho gusto le visitaré. Yo también, casi voy por el camino de Pepe Leche :) , que gracioso nombrecito, ja-ja-ja. Gracias por comentarme, un cordial abrazo.

    ResponderEliminar