AMIGOS DE LO BREVE

miércoles, 29 de septiembre de 2010

A DIVINIS

Hoy recibí una carta de Dios. En  ella me decía que estaba despedido.


9 comentarios:

  1. ¡Excelentísima idea amigo!
    Me quito el sombrero.

    ResponderEliminar
  2. :S Vaya Señor Héctor... y qué fue lo que hizo?

    ResponderEliminar
  3. De todos modos, no decía su nombre...y ya sabe como es el correo, recuerde que Dios Padre tiene 6.800.000 millones de hijos :)

    ResponderEliminar
  4. jajaja, que mal, habrá que buscar otro oficio, supongo.
    Un abrazo despedido Héctor.

    ResponderEliminar
  5. Y ahora a que te vas a dedicar... ¿El despido tiene indemnización? ¿Un último milagro para aguantar a salvo el pellejo?

    ResponderEliminar
  6. Despedido por no dar el máximo en amor...ja-ja-ja. Gracias Patricia,María Luisa, Daniel, Manuel; espero no los despida a ustedes...;)

    ResponderEliminar
  7. Bienvenido al club. Cada día somos más los despedidos.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  8. Hola, Adivin! Mira para alla, hasta un club ya tenemos...je-je Blogsaludos!

    ResponderEliminar
  9. Hasta Dios se acoge a la reforma laboral.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar