AMIGOS DE LO BREVE

viernes, 6 de agosto de 2010

STUFF

Frente a la vitrina de una joyería una muchacha contempla las prendas de fantasía. Sus ojos brillan de deseo, pero  su sonrisa es triste; sabe que su carterita está vacía. Al lado, en la pared, hay un cartel con la foto de Paris Hilton sonriendo pícaramente.  Pobrecita Paris, no tiene culpa de tener tanto dinero.

5 comentarios:

  1. Muy acertado. A Paris le pagan como confirmación de la estupidez de los medios.
    Más que famosa por no hacer nada, yo diría persona con buen karma.( en cierto aspecto solamente).

    ResponderEliminar
  2. Lo he vuelto a leer hoy y resalta como una pintura de total realismo.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Carlos, es cierto, parece un cuadro realista e irónico.

    ResponderEliminar
  4. En la clase de Dr. Saad Maura, hablamos mucho sobre la ironía en los microrelatos. Puedo verla aqui. Paris mira a los clientes de mentira, satisfecho de sí mismo que puede comprar todo. Pero el resto del mundo miran a Paris por ojos criticos porque tiene tanto dinero. Pero en serio, ¿que lo gasto en, las ropas? Parece que algunas veces es lo mejor que no tiene todo que queremos..Una leccion muy útil!
    Melissa

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Melissa, así de irónico es este mundo.

    ResponderEliminar