AMIGOS DE LO BREVE

miércoles, 18 de agosto de 2010

SEX SYMBOL


Se llamaba Norma. Durante el día cultivaba claveles, escribía versos y soñaba despierta. Por las noches se transformaba en la sensual Marylin para apaciguar la lujuria de los hombres. Estuvo en la fiesta, pero nadie la vio. Murió de soledad.

6 comentarios:

  1. Exactamente así, como lo has dicho. Yo no viví su tiempo pero siento que a Norma, todos le quedamos debiendo un puñado de ternura.

    ResponderEliminar
  2. Ésta belleza estuvo adelantada a su época, y todos la amamos pero nunca se enteró; los que la rodeaban sólo alcanzaron a verle el cuerpo, y la utilizaron para encumbrar sus propios egos.
    Como el narcisista Miller y las fuerzas oscuras que la destruyeron.

    ResponderEliminar
  3. Pinceladas cortas para pintar un cuadro nostálgico. El texto nos va proyectando las imágenes de la caída al pozo donde se fue la buena de Marylin.

    Gracias, Héctor, enhorabuena por el blog.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Si hay una muerte triste es la de soledad...

    ResponderEliminar