AMIGOS DE LO BREVE

lunes, 16 de agosto de 2010

HISTORIAS DE GUILLOTINA

“¡Asesino!”, le gritó al verdugo después de que éste le cortara la cabeza.

2 comentarios:

  1. Oigame que buen susto le ha de ver pegado.
    Buena imagen de la cabeza decapitada hablando,
    se la podría vender a un publicista de remedios contra el dolor de cabeza.
    Al caer de la guillotina puede la cabeza gritar
    ---DONDE ESTÁ MI TYLENOL--
    Ahí publiqué un cuento en el microrrelatista,
    por ser de una página nadie lo lee.

    ResponderEliminar