AMIGOS DE LO BREVE

sábado, 10 de julio de 2010

VELLONERA


Aquel microrrelatista, además de historias, siempre llevaba la música por dentro. En el funeral, sus amigos iban echando monedas de cinco centavos en el ataúd para escucharlo; bailaron y cantaron a su alrededor hasta más no poder.

5 comentarios:

  1. Qué lindo eso de llevar siempre música dentro...
    Yo llevo historias... vos también...!!

    ResponderEliminar
  2. Historias con música y música con historias, Gracias mi Reina.

    ResponderEliminar
  3. Dan ganas de gritar : ¡Que le hagan un entierro muy bonito!

    ResponderEliminar
  4. Héctor tremendo cuento!, perdón: tremenda rumba!

    ResponderEliminar
  5. Original entierro que se debería extender. Despedida con música. O mejor aún. Despedida con microrrelatos y música de fondo. ¿No es la vida más que un microrrelato?

    Un saludo indio

    ResponderEliminar